Internacionales

Lunes ceniza en París

Uno de los momentos más dramáticos de este lunes ceniza para París, se vivió a las 20.05, cuando se derrumbó la aguja. Sin ella, la Catedral de Notre Dame es un monumento decapitado. En un grito ahogado, miles de parisinos y turistas asistieron a un feroz incendio que parecía que lo iba a devorar todo cuando se desplomó su techo. Fueron más de 6 horas de llamas descontroladas. La portada de Libération lloró «Notre Drame», el drama nacional. 

El templo gótico construido entre 1163 y 1345, fue protagonista de la historia francesa. En sus muros, se celebraron la coronación de Napoleón Bonaparte, de Enrique VI de Inglaterra y la beatificación de Juana de Arco. La liberación de París de los nazis en 1944, quizás haya sido uno de los momentos más importantes del siglo 20 que también albergó la catedral. El 26 de agosto de ese año, miles de franceses se reunieron para participar de un oficio religioso al que asistió el general Charles de Gaulle. Notre Dame también resistió a las guerras de religión, a la Revolución, a la Comuna parisina y a dos contiendas mundiales pero no a las llamas. 

Las noticias acerca de las piezas rescatadas, entre ellas, la túnica de Saint – Louis y la corona de espinas, aliviaron el dolor. El aire comenzó a cambiar cuando las autoridades confirmaron que la estructura de la catedral estaría a salvo, pero una gran herida quedó abierta. 

Notre Dame fue la musa inspiradora de muchos artistas como Henri Matisse (Vista de Notre Dame – 1914) y Pablo Picasso (Notre Dame de París- 1944). También significó un extraordinario estímulo para la imaginación de los escritores de la ciudad de la luz. En 1831 Víctor Hugo elevó la catedral a la categoría de mito gracias a su novela “Nuestra Señora de París”, en la que contaba la triste historia del jorobado Quasimodo y su amor imposible, la gitana Esmeralda.

“Es triste ver cómo se está quemando una parte de todos los franceses” lamentó el presidente Emmanuel Macron y llamó a una reconstrucción nacional. Todo apunta a que el incendio estuvo vinculado a los trabajos de renovación. 

Notre Dame es patrimonio mundial de la UNESCO y se convirtió en el monumento más concurrido de Europa con cerca de 14 millones de visitantes al año. 

Áreas afectadas por el incendio.

Este lunes 15 de abril, quedó la sensación de una pérdida irreparable. Pocos lugares reúnen lo que para los parisinos evoca Notre Dame: identidad, historia y magia. Algo de todo eso faltará por un tiempo en la capital gala.