Actualidad En los barrios

Servicio Penitenciario: Batucada de los presos en la cárcel de Devoto

Guillermo, interno del Pabellón 52: “Devoto es la caja de resonancia porque está emplazada en la Capital Federal, pero las problemáticas son aún mas profundas en Ezeiza o en Marcos Paz.”

Los internos del Complejo Penitenciario Federal de la CABA, la cárcel de Devoto, realizan batucadas, diariamente desde el viernes a las 22.00 hs., en reclamo de una mesa de negociaciones con las autoridades, ya que denuncian que fue levantada unilateralmente por las autoridades: se quejan de que todos los informes criminológicos del Poder Judicial para las salidas transitorias son negativos. Hablamos en exclusiva con Guillermo, interno del Pabellón 52. Lo mismo sucede en otras unidades del Servicio Penitenciario Nacional. La decisión del ministro de Justica Martín Soria fue extender la emergencia penitenciaria por dos años más. Hoy la capacidad del penal de Devoto sigue excedida en, aproximadamente, 500 o 600 personas.

Edición Marcelo Moreira.

“Las personas encarceladas con penas cortas se cuadriplicaron entre 2005 y 2021 pasando de 202 personas a 976.” Informe de la Procuración Penitenciaria de la Nación.

El informe pone de manifiesto la evolución creciente entre 2005 y 2021 de las personas encarceladas en el ámbito del SPF por condenas cortas con cumplimiento efectivo en prisión hasta los 3 años. El incremento de este tipo de penas se aceleró tras la aprobación de la Ley de Flagrancia N° 27.272 a fines de 2016 en el ámbito de la justicia Nacional. “Como se puede ver en el gráfico siguiente las personas encarceladas con penas cortas se cuadriplicaron entre 2005 y 2021 pasando de 202 personas a 976.”

Población carcelaria: aumento de las y los condenados por delitos menores con penas cortas. Fuente Procuración Penitenciaria de la Nación,

“Las condiciones de detención en las Alcaldías CABA 16 de la Policía ponen, a una porción de los/as condenados/as a estas penas, en espacios diseñados para encarcelamientos de no más de 72 horas, sin ventilación, con dotaciones sanitarias mínimas y en condiciones de hacinamiento”.

En cuanto a la variable Reincidencia, en particular la evolución de las penas cortas entre las personas que no registran encarcelamiento anterior en el ámbito del SPF, se destaca que “las personas primarias” -sin antecedentes- registran un promedio, para el período 2005 – 2018 de 47%, pero marca un punto máximo de 66,7% en 2018 para luego descender, pero permaneciendo en valores altos.
La conclusión del informe es tajante: “En consecuencia, debemos destacar que la política policial delitos de insignificancia judicial de persecución de los tuvo un cierto receso como consecuencia de los primeros meses de la ASPO, pero a los pocos meses recobró su tendencia alcista, agregando un espacio de detención para el cumplimiento de estas penas totalmente inadecuado -las alcaldías de la Ciudad-.
Debe agregarse al análisis que las condiciones de detención en las Alcaldías CABA 16 de la Policía ponen, a una porción de los/as condenados/as a estas penas, en espacios diseñados para encarcelamientos de no más de 72 horas, sin ventilación, con dotaciones sanitarias mínimas y en condiciones de hacinamiento.

También te puede interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.