Internacionales

Washington: Desalojo frustrado

A última hora de este lunes una negociación con abogados que patrocinan a los activistas pudo parar el desalojo total de la embajada de Venezuela.

En un documento sin membretes ni firma, los policías instaron a un grupo en defensa de Venezuela a abandonar el edificio porque solo debía ser «usado para fines diplomáticos», al tiempo que advirtieron que, de lo contrario, los ocupantes estarían violando la ley federal y local. Según la supuesta orden de desalojo, EE.UU.  reconoce a Carlos Vecchio como representante legítimo de Caracas, a pesar de que su designación es ilegal a la luz de la Constitución venezolana.

Finalmente los agentes se retiraron y el Colectivo de Protectores de la Embajada, como se denomina el grupo de activistas, permanece dentro de la sede diplomática venezolana.

Pese a dar marcha atrás con el desalojo, continúa el cerco policial afuera de la embajada. Los activistas que permanecen dentro del edificio afirmaron que no saldrán.

El ingreso de la policía a la embajada fue ilegal aunque no se haya concretado el desalojo. Según el artículo 22 de la Convención de Viena, los locales de la misión diplomática, como la venezolana, no pueden ser penetrados por agentes del Estado receptor sin el consentimiento del jefe de la misión, por lo que solo podrían entrar en la embajada si tuvieran la autorización de los representantes diplomáticos del Gobierno de Nicolás Maduro en el país.