Internacionales

Preocupa la inflación en Alemania

Desde Berlín

¿Qué es la inflación? Se pregunta Destatis, la Oficina Federal de Estadística de Alemania (el “Indec” argentino). Actualmente es uno de los problemas más preocupantes de la agenda pública.
Explica la Destatis: “Inflatio viene del latín y significa algo así como inflarse o hincharse. Cuando hablamos de inflación hoy, nos referimos a que los precios de ciertos bienes de consumo están aumentando, es decir, subiendo. Puedes comprar menos por el mismo dinero: tu dinero pierde valor.”

Evolución total del índice de precios al consumidor.

El aumento de precios se está sintiendo en los bolsillos alemanes. La guerra en Ucrania ha provocado un fuerte impacto en las cuentas familiares. En marzo (últimos datos disponibles en la página de la Oficina de Estadística), la tasa se situó en 7,3 por ciento anual. Es el nivel más alto registrado desde la reunificación en 1990. Los rubros que más aumentaron fueron el combustible y los servicios de electricidad, agua y gas (+39,5%) y los alimentos (+6,2%).

Fuente: Oficina de Estadística.

¿Tenemos que estar preparados para un mayor aumento de los precios? Lanza el “Indec” alemán. Los pronósticos son bastante reservados. Mientras se prolongue el conflicto en Ucrania y no se estabilice la economía interna, la fluctuación de precios será una constante durante el 2022.

Aumento de los alimentos desde 2015.

En Berlín, anticipan una espiral de precios y salarios. Los sindicatos están en negociaciones por estos días.

Una calculadora para seguir la evolución de los precios

En la página de la Oficina de Estadística se puede calcular el gasto promedio familiar de acuerdo al comportamiento de consumo. En un formulario online se carga por cada uno de los rubros: alimentación, gastos de la casa, transporte y tiempo libre. También incluye el pago del alquiler.

Fuente: Oficina de Estadística de Alemania. Formulario para calcular los gastos domésticos.

Los alemanes ahora recorren mercados y buscan los precios más accesibles para comer. Algunos ya piensan en dejar el auto y tener la bicicleta como medio de transporte. A esta altura una contribución al medio ambiente no viene nada mal.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.