Internacionales

Elecciones en Honduras: ¿Vuelve al poder el espacio de Manuel Zelaya?

La favorita en las encuestas es Xiomara Castro, la esposa de Manuel Zelaya, presidente depuesto por un Golpe de Estado en 2009.

Catorce postulantes competirán por la presidencia de Honduras. En este pequeño país de América Central, con una población de nueve millones y medio de habitantes, dos de cada tres personas son pobres. La favorita en las encuestas es Xiomara Castro, la esposa de Manuel Zelaya, presidente depuesto por un Golpe de Estado en 2009. La candidata del Partido Libertad y Refundación, lidera con el 38 por ciento, seguida del oficialista del Partido Nacional, Nasry Asfura con el 21 por ciento. Asfura es jefe de gobierno de Tegucigalpa y responde políticamente al actual presidente Juan Orlando Hernández. Hernández lleva ocho años en el poder. En la pelea electoral también está el Partido Liberal, cuyo candidato, el ex convicto Yani Rosenthal, cumplió condena en EEUU por lavado de dinero. Los comicios se definirán por simple mayoría en una sola vuelta.

Honduras se convirtió en un narco-Estado y múltiples señalamientos van dirigidos al actual presidente y su entorno.


Los números de Honduras son alarmantes: la deuda externa aumentó un 400 por ciento durante la última década y supera los 10 mil millones de dólares. Antes de la pandemia, Honduras ya registraba un alto porcentaje de pobreza y desocupación. El coronavirus agravó la crisis., y también hicieron lo suyo los dos huracanes que azotaron al país a fines de 2020. Honduras es el país que presenta la segunda mayor tasa de pobreza extrema de la región, con el 26,1%, sólo superado por Haití. Y de acuerdo con los indicadores del Banco Mundial, el tamaño de la clase media de Honduras estimada en un 18% de la población, se encuentra entre los más pequeños de la región. La crisis crónica en Honduras agrandó la ola migratoria en el último año: más de medio millón de personas migraron, principalmente a EEUU.

Narsy Asfura es el candidato del oficialista Partido Nacional.


Otro fragelo es la violencia: Honduras se convirtió en un narco-Estado y múltiples señalamientos van dirigidos al actual presidente y su entorno, en juicios que se realizan en Nueva York. Su hermano está preso y condenado a perpetua por tráfico de drogas en el país del norte.
La preocupación gira en torno al desenlace de las elecciones. Los observadores temen que pueda desatarse una crisis similar a la del 2017, cuando fue reelecto el actual mandatario salpicado por denuncias de fraude. Desde 2020, al menos se registraron 31 asesinatos por motivaciones políticas. Honduras también renovará el Congreso y 298 alcaldías. La elección del Congreso será clave ya que tendrá a su cargo la próxima selección de jueces de la Corte Suprema y del fiscal general de la Nación, otros de los poderes denunciados por corrupción y complicidad con el narcotráfico
¿Cambio de rumbo o pacto de impunidad? Incertidumbre es lo que corre por estas horas. Las instituciones en Honduras están dañadas y no logran recuperarse desde aquel fatídico 28 de junio de 2009.

Ver más

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.