Internacionales

Brasil: El fantasma del fraude que agita Bolsonaro

Dos amenazas acechan a Brasil: una es la pandemia, y la otra de índole institucional que podría llegar a poner en riesgo la democracia. El presidente Jair Bolsonaro dijo que con el actual sistema electoral lo más probable es que el próximo año se cometa fraude en las presidenciales. 
Para los analistas, Bolsonaro busca cambiar las reglas de juego porque no aceptaría una derrota ante su principal rival, Luiz Inácio Lula Da Silva. 

Voto electrónico en Brasil. Elecciones 2018.

Bolsonaro impulsa en el Congreso un proyecto de ley para cambiar el voto electrónico, reducir la fiscalización del gasto de campaña y prohibir la difusión de encuestas en la víspera de las elecciones. El presidente brasileño volvió a cargar contra el actual sistema de votación y defendió el voto impreso. Denunció sin pruebas, a través de las redes, que en las últimos comicios hubo irregularidades. 
Su ministro de Defensa, el general Braga Netto, fue más allá y advirtió que si no hay cambio de sistema, no habrá elecciones.

El Tribunal Superior Electoral decidió investigar a Bolsonaro por sus constantes ataques. También acordó pedir al Supremo Tribunal Federal que el ultraderechista sea investigado por difundir noticias falsas sobre las elecciones. 
El jueves 29 de julio, durante una retransmisión por Facebook, habló sobre su convicción de que en las últimas dos elecciones presidenciales hubo fraude, y agregó que él debió haber ganado en primera vuelta en 2018. Este discurso caló fuerte en un sector que lo sigue apoyando. Miles de personas salieron a las calles el último fin de semana en San Pablo, Río de Janeiro y Brasilia en respaldo al jefe de Estado.

De acuerdo al Instituto Paraná Pesquisas, el líder del PT obtendría el 43,3 por ciento frente al 38,2 del actual mandatario.


Pese al desastre en la gestión del Coronavirus, la economía registró una mejora y la proyección para el próximo año es de un crecimiento del 5 % en el PBI. Pero los datos de la vida cotidiana, con un colapso sanitario sin precedentes y la tasa de desempleo que casi roza el máximo histórico, hacen que su imagen se desplome y aumente la posibilidad de que Lula vuelva al Palacio de Planalto.
De acuerdo al Instituto Paraná Pesquisas, el líder del PT obtendría el 43,3 por ciento frente al 38,2 del actual mandatario. Otro informe elaborado por XP Inversionistas concluyó que para los inversores del mercado financiero una victoria de Lula es el escenario más probable para 2022.
La imagen de Bolsonaro cae pero tiene una carta más para jugar. El enfrentamiento con la justicia electoral y el avance de la investigación del Senado sobre su gestión de la pandemia, lo debilitan políticamente. La amenaza con denunciar fraude en caso de no poder cambiar las reglas electorales, estrategia utilizada en otras experiencias electorales de la región, pone en alerta el sistema democrático de Brasil.
Ver más

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.