Internacionales

Castillo Presidente: Perú, una materia pendiente

Pedro Castillo emergió como figura política en 2017. Fue durante una huelga nacional de maestros. Encabezó una protesta que duró tres meses. Reclamaban mejores ingresos. El salario docente de Perú es uno de los más bajos de Latinoamérica.

Antes había militado en el partido Perú Posible, del ex presidente Alejandro Toledo – juzgado por corrupción -, y más tarde saltó a Perú Libre, partido que hoy lo lleva a la victoria. “Su ambición fue estudiar”, dice José Mercedes Castillo Terrones, su hermano, en “¿Quién es Pedro Castillo?”, un documental dirigido por Álvaro Lasso. El film narra la historia del maestro rural a  través de las voces de su círculo más íntimo. 

¿Quién es Pedro Castillo? por Álvaro Lasso.

Pese a las denuncias infundadas de fraude presentadas por la candidata de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, Castillo será el nuevo presidente de Perú. Asumirá en el peor contexto posible: en pandemia, con una crisis sanitaria sin precedentes, una economía quebrada y con minoría parlamentaria. Tres de cada diez peruanos viven en la pobreza, y cerca del 70% de la población tiene un empleo informal.
Castillo gobernará con un sistema institucional muy frágil. En los últimos 20 años todos los presidentes de Perú fueron juzgados por corrupción -uno de ellos, Alan García, se suicidó en 2019-, otros fueron destituidos y Alberto Fujimori, padre de Keiko, condenado por delitos de lesa humanidad.

La renegociación de los contratos con las mineras y la convocatoria a una Asamblea Constituyente fueron los dos ejes de su campaña. 

Minera Cerro Verde, Arequipa.

Perú es uno de los mayores productores de cobre y de oro del mundo. Con los ingresos derivados de las exportaciones podría combatir la pobreza, pero no lo logra debido a una política fiscal que beneficia a las grandes multinacionales. La minería representa el 60% de las exportaciones del país andino. 
El otro desafío de Castillo será reemplazar la Constitución fujimorista de 1993, fundamentalmente para reforzar el papel del Estado en la economía. Para ello tendrá que lograr consensos políticos en un escenario muy polarizado.
Consultado por la prensa sobre su posición respecto al matrimonio igualitario, el aborto y el consumo de marihuana, Castillo aclaró que se opone, pero que trasladaría el debate a una Asamblea Constituyente. 
En los medios, lo acusaron de tener vínculos con Sendero Luminoso, demonizaron su figura por “comunista”. Lo calificaron de chavista y terrorista. Gracias al apoyo de los votantes de izquierda que no terminaron de aceptar a Verónika Mendoza, del bloque Juntos por el Perú, Castillo logró aumentar su popularidad. Habrá que esperar para ver hasta dónde el progresismo peruano lo acompaña.

Ver más

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.