política

En pandemia, Larreta gasta 860 millones en la compra de patrulleros y blindados

Es el monto que recortó en educación. Armas sí, educación y netbooks, no.

Entrevista a Jonatan Baldiviezo del Observatorio del derecho a la Ciudad
Edición: Marcelo Moreira

El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta llamó a licitación para la compra de 70 camionetas blindadas y 150 patrulleros para la Policía de la Ciudad por más de 860 millones de pesos, monto similar al recorte en educación que realizó en los últimos siete meses, cuando suspendió la construcción de dos escuelas y redujo el presupuesto del Programa que se ocupa de repartir dispositivos electrónicos a estudiantes porteños.

Larreta gasta 860 millones en comprar patrulleros blindados en plena pandemia. Armas si educación no
Larreta en uno de los patrulleros, para lo que destino 860 millones en la compra de blindados. Armas sí, educación no

No invirtió en conectividad para los sectores que más la necesitan para seguir estudiando, y tampoco compró ni una sola computadora para los estudiantes. Tres dimensiones para analizar junto a Jonatan Baldiviezo, presidente del Observatorio del Derecho a la Ciudad: el negocio inmobiliario, el eje democrático con los superpoderes de Larreta y una distorsión total del Gobierno sobre cuáles son las prioridades de los porteños y porteñas.

Si bien en la Ciudad hay problemas de inseguridad, hay problemas sanitarios, educativos y habitacionales que no se atienden. Dinero hay en la Ciudad de Buenos Aires, lo que no hay es una distribución racional de esos recursos; hay una distribución pésima del presupuesto.

Larreta abrió una licitación para gastar otros 800 millones de pesos para consultoras para que le hagan sondeos de opinión pública para el Gobierno. Al mismo tiempo, se pagan mil millones de pesos para infraestructura de un negocio inmobiliario privado, como es el del Parque de la Innovación. En pandemia se gastaron 1.500 millones de pesos para construir un Tiro Federal en la Costanera.

A todos los porteños, el Gobierno nos dice que nos tenemos que hacer cargo de construir y acondicionar y conservar las veredas, pero a los grandes emprendimientos inmobiliarios les pagamos las veredas y la infraestructura.

Los 860 millones para compras de seguridad se suman a los casi 300 millones de pesos que el Gobierno ya había destinado en octubre del año pasado, cuando realizó una compra idéntica por 150 móviles. El nuevo llamado a licitación salió publicado en el Boletín Oficial de la Ciudad con el número 2900-0593-LPU21, y corresponde a la adquisición de 150 patrulleros y 70 camionetas “nuevas, blindadas, ploteadas, equipadas, -con- su patentamiento para la Policía de la Ciudad”. El monto destinado a la Licitación es de $861.500.000.

Larreta gasta 860 millones en comprar patrulleros blindados en plena pandemia. Armas si educación no
Una nueva flota de patrulleros para el Gobierno de la Ciudad.

En este periodo, la ministra de Educación, Soledad Acuña, dio de baja la construcción del nuevo edificio para la Escuela de Danzas N°2 DE 18, Jorge Donn, por $241 millones; la construcción de la Escuela Primaria de Creación “Estación Buenos Aires”, ubicada en el Distrito Escolar N° 5, por 214 millones de pesos; y canceló más de 40 millones de pesos asignados para trabajos de refacción, restauración e instalación eléctrica en nueve escuelas de la Ciudad. Además, hay que sumarle el recorte de 371 millones de pesos que sufrió el Plan Sarmiento, encargado de repartir netboocks a estudiantes de la Ciudad. El Gobierno de la Ciudad tuvo una respuesta reactiva en la pandemia y sólo reaccionó cuando le explotaban los problemas en la cara. Por ejemplo con la educación, con el debate que instaló entre presenciabilidad o virtualidad.

La Legislatura no estuvo abocada a solucionar los problemas de la pandemia, salud, la educación ni los habitacionales, sino que más de la mitad de los proyectos que trató fueron asociados a negocios inmobiliarios. Legisló sobre el código de edificación, sobre cómo vender más tierra pública, o cómo aprobar convenios urbanísticos para estimular la especulación inmobiliaria. Esto es, la Legislatura que políticamente depende del Gobierno de la Ciudad ya que tiene amplia mayoría, legisló como si no hubiera habido ninguna pandemia. Los estallidos y los problemas cotidianos fueron acallados gracias a la protección mediática.

En pandemia, la Legislatura delegó todas las facultades al Jefe de Gobierno: “Horacio Rodríguez Larreta fue el Jefe de Gobierno que más poderes tuvo en la historia de la Ciudad, no sólo podía hacer y deshacer el presupuesto, sino que también podía modificar todos los contratos, y tenía la facultad de decidir qué ley cumplía y cuál no”, asegura Jonatan Baldiviezo, presidente del Observatorio del Derecho a la Ciudad: . Por ejemplo, entre esas facultades, el Jefe de Gobierno comenzó a arancelar el servicio público de bicicletas, el único de servicio gratuito que tenía la Ciudad de Buenos Aires.

El ejército de Larreta

Según Baldivieso, el eje de campaña de Larreta “será la seguridad y la vigilancia”, ya que el Gobierno también gastó millones de pesos en cámaras de reconocimiento facial. Este gigantesco monto de dinero que el Gobierno de la Ciudad va a destinar a la compra de patrulleros, se suma a los más de 3400 millones de pesos que ya gastó para las fuerzas de seguridad en lo que va de la pandemia. Los millonarios gastos van del “Mantenimiento de los sistemas de climatización de edificios de la Policía de la Ciudad” a la “Adquisición de Alimento Balanceado para Canes”, pasando por la compra de municiones y uniformes con destino a grupos especiales de la Policía de la Ciudad.

Mientras el Gobierno de la Ciudad repite que “la educación es lo mas importante y que cada día cuenta”, los hechos concretos demuestran lo contrario.

También te puede interesar: Jornada de luto en la Ciudad de Larreta: “Nuestras vidas valen más”

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.