Actualidad

Panorama Político: Algo anda mal, Cambiemos

Esta semana el oficialismo lanzó un llamado a un acuerdo con la oposición. Massa y Lavagna lo rechazaron.

El Gobierno Nacional recibió durante tres años los apoyos de propios y ajenos, se peleaban por ver quién se encolumnaba mejor detrás de sus ideas y discursos. Luego llegaron los meses en los que Mauricio Macri necesitó “disciplinar” a los adversarios con su poder político, “le daba” para eso. En cambio, cuando un Gobierno tiene que “solicitar” el acompañamiento a sus medidas, y así todo no logra en los hechos “ordenar a los distintos actores” ni fijar la agenda política, algo anda mal. Los sectores populares, quienes deberían acceder a los “productos esenciales”, no los encuentran por ningún lado. Hubo que dilatar su lanzamiento porque “los Caballeros –grandes empresarios-” no cumplieron el acuerdo. El tiempo pasa, y a esta altura ya no parece que vayan a desbordar las góndolas. Campaña por los medios de comunicación, pero que no se verifica en la realidad, costo para el Gobierno.

Esta semana el oficialismo lanzó un llamado a un acuerdo con ciertos sectores de la oposición para lograr cierta tranquilidad de cara a las elecciones. Más allá que pareciera que haya sido boicoteado por el propio Gobierno, dado que el “adelanto” por los medios oficialistas fue lo que lo hizo fracasar antes de su implementación, lo cierto es que Sergio Massa y Roberto Lavagna lo cuestionaron duramente. Sólo logró el apoyo (¿suman?) de Miguel Ángel Pichetto y Juan Manuel Urtubey. Partidariamente poco y nada. Los Radicales reclaman una “ampliación” de la Alianza de gobierno sumando al propio Lavagna, Massa y socialistas. Ya no solamente el grupo minoritario de la “Juventud Radical” comandada por Ricardo Alfonsín, Federico Storani y Juan Casella (¿la renovación?) reclama otra “Alianza”, en este caso sin el Pro. Sino que el presidente de la UCR y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, planteó la ampliación de Cambiemos con esos espacios: “En mi caso me encantaría que tuviese un correlato electoral, ya es útil ampliar Cambiemos a otras fuerzas y a otros dirigentes como Lavagna, Pichetto, como Urtubey, como Massa”. En una nueva oscilación interesada, merecedora de una placa roja de último momento de Crónica Tv, Martín Lousteau, -léase una nueva movida del verdadero cerebro radical Enrique “Coti” Nosiglia-, dijo que no está en “Cambiemos”, y no se le movió ningún rulo. En concreto, todavía no pudieron organizar la Convención donde se definan los acuerdos electorales. Entre los grupos económicos, hubo un documento del G6 -la Asociación de Bancos Argentinos, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, las Cámaras Argentina de Comercio y de la Construcción, la Sociedad Rural Argentina y la Unión Industrial Argentina-de apoyo a la convocatoria: “Compartimos la necesidad de avanzar en la construcción de consensos”. En los hechos, aumentó la nafa. Los “diez puntos del Gobierno” sintetizan la misma política económica llevada adelante hasta ahora, insiste con la “flexibilizadora” reforma laboral y preanuncia un nuevo sistema privado de jubilaciones y pensiones, todas medidas disimuladas con eufemismos: “una legislación laboral moderna” y un sistema previsional “sostenible y equitativo”. Apoyos muy concretos son los del FMI y de los gobiernos de EE.UU. y de Brasil, que se la “juegan” por Macri enviándole dinero que le permiten fugar sin siquiera garantizar el pago de la deuda externa, inédito. Quien quiera venir en 2020, que se las arregle. Si no fuera por la plata del FMI, Macri…

En la acción, hoy hay dos grandes CGT: una moderada, alineada con Lavagna, y otra con el PJ-Kirchnerismo

Pese al esmero de Clarín y TN que únicamente muestran la crisis de Venezuela, también “pasan cosas” en Argentina. El paro nacional y la inmensa movilización del 30A a Plaza de Mayo que expresa, en los hechos, que un sector muy importante del sindicalismo está en su punto de mayor actividad y conflictividad de todo el gobierno de Cambiemos. Otro sólo para los feriados, como la poderosa Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte. El grueso de la CGT ni siquiera los domingos a la mañana. Así, hoy se configuran en “unidad en la acción” dos grandes centrales sindicales: “Hoy el escenario está abierto para una nueva síntesis del Movimiento Obrero: una nueva CGT combativa” (ver entrevista a Hugo Yasky, Sec. Gral de la CTA de los Trabajadores). Una moderada, alineada con Lavagna, y otra con el PJ-Kirchnerismo; Hugo Moyano: “Si Cristina es la candidata, por supuesto que la acompañaré”.

Elecciones pciales: en 15 días el Gobierno irá 0-9 y el PJ, con sus distintas versiones, sumará dos grandes porotos.

El primer set terminó hace rato y Cambiemos perdió 6-0 en las elecciones provinciales. Comenzó el segundo y el primer “game” lo volvió a ganar la oposición del PJ en Santa Fe. Pampa Húmeda pura, como en Entre Ríos y la próxima semana en Córdoba. Juan Schiaretti sacará (entiéndanse la figura) cerca del 101% de los votos y será reelegido gobernador. Como será el único integrante de Alternativa Federal que gana, y cómo, una elección provincial tan importante, no faltará quienes lo clamen como el nuevo candidato presidencial moderado y del gusto del establishment. El 19 serán las elecciones a gobernador de La Pampa. Así, en 15 días el Gobierno irá 0-9 y el PJ, con sus distintas versiones, sumará dos grandes porotos. Cristina, por su parte, no habla, escribe. “Sinceramente” es la que más crece, mide y, hoy por hoy, le gana a Macri. Queda el Plan V(idal). Macri tiene que pedirle, ya de no tan buen modo a través de sus operadores, que la acompañe desde la Pcia. Algo anda mal.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *