Internacionales

La cuarta ola de Covid ¿Qué pasa en Alemania?

Más de 50 mil contagios fue el pico más alto en un día desde que comenzó la pandemia. El mundo mira a Alemania y no lo puede creer. ¿Cómo es posible? 

Primero: hay que romper con el imaginario de que en Alemania todos cumplen las reglas. Segundo: la campaña de vacunación no fue tan veloz como se esperaba. Tercero: el alto porcentaje de alemanes que no se quieren vacunar, entre ellos jóvenes y personas mayores.
En Alemania se vacunó el 67 por ciento de la población, y hay un total de 16 millones que no están completamente inmunizados. Y esto no se debe a falta de insumos. 
La tercera dosis comenzó a aplicarse hace dos meses a las personas de riesgo y adultos mayores. Esta decisión fue cuestionada por la OMS y Médicos Sin Fronteras que le pidieron a Berlín que donara las dosis a países pobres. Las vacunas no fueron donadas y tampoco sirvieron para acelerar la campaña dentro del país. 
A partir de este lunes, en la capital alemana, todos los espacios púbicos quedaron vedados para los antivacunas. Comienza a aplicarse la 2G. ¿Qué significa la regla 2G?  Significa que el acceso a determinados eventos, por ejemplo, sólo estará permitido a los que se han vacunado y a los que se han recuperado. Entonces, un resultado negativo de la prueba de Corona ya no será suficiente para comer una Currywurts (salchicha alemana) dentro de un Kneipe (bar) acompañado de un rica cerveza Paulaner Weissbier (cerveza de trigo).

Comienza a aplicarse la 2G: el acceso a determinados eventos, por ejemplo, sólo estará permitido a los que se hayan vacunado y a los que se hayan recuperado.

La cuarta ola recién comienza y los pronósticos no son para nada alentadores. La mayoría de la dirigencia política considera que hay que reducir los contactos, pero no hablan hasta el momento de un cierre total. A poco más de un mes de las fiestas se evalúa la posibilidad de exigir la regla 2G en el transporte público, teniendo en cuenta la enorme cantidad de personas que se movilizarán por todo el país para celebrar Navidad y Año Nuevo. También se analiza cerrar los mercados navideños típicos de la época en cada centro urbano del país.
Mientras todo esto ocurre, siguen las negociaciones para formar Gobierno entre los socialdemócratas, verdes y liberales. No sería un buen comienzo para ellos, pero sí un gran desafío.
El virólogo más consultado por la saliente canciller Ángela Merkel, Christian Drosten, destacó que es necesario acelerar la inmunización para salir de la fase pandémica y entrar a la endémica, es decir, en aquella en la que el virus se presentará en forma de brotes regionales. Drosten destacó el plan de vacunación de España, en dónde un 78,88 por ciento de la población completó su esquema y un 80,36 por ciento, al menos, recibió la primera dosis.
La situación sanitaria requiere de mucha atención. En Berlín, las cirugías que no requieren de urgencia fueron reprogramadas. Los hospitales se preparan para un noviembre y diciembre aún más ásperos que los anteriores durante la pandemia. 

Ver más


DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.