En los barrios Galerias

El Gobierno porteño amenaza con el desalojo de la toma en la Villa 31

“No queremos  un basural; queremos tierras para vivirla.”

Vecinos y vecinas del barrio Villa 31 luchan por un terreno propio para tener su vivienda. Desde el 30 de junio realizan una toma de terrenos que ocupan dos manzanas en el barrio Carlos Múgica (Vila 31). Son 100 familias, en su mayoría jefas de hogar que sufrieron violencia de género y que hoy sufren el problema habitacional. Alrededor de 170 niños están en el predio a la intemperie y se mantienen con ollas populares.
El Ministerio Público Fiscal Nº 11 de la Ciudad, a cargo de la fiscal Valeria Massaglia, llevó este viernes pasado una orden de desalojo para abandonar la toma en 72 hs, sin mediar ninguna solución y argumentando que los terrenos estaban destinados para que funcione un polideportivo.
El predio que desde el 2015 es un basural con montañas de escombros, hoy se convirtió en la única solución habitacional y rebautizaron la toma con el nombre “La fuerza de las mujeres unidas”.

“Ninguna de las que esta acá queremos esto para nuestros hijos: pasar el frio, el hambre, la represión de la policía. Mis hijos, como los de la mayoría, no pueden estudiar porque no tenemos luz, no tenemos agua, estamos resistiendo por una vivienda digna. Nos juntamos cansadas de que no te alquilen porque estás sola, cansadas de la violencia de género… Quiero que mis hijos tengan un futuro diferente”, expresó para Agenda Sur Leonela, mamá de 6 hijos.

“Acá, en el barrio, los alquileres están disponibles sólo para parejas y no para madres solteras; fuera del barrio es imposible alquilar por los requisitos. El Gobierno porteño sólo nos ofrece un subsidio habitacional mínimo que no es la solución; y es por seis meses” Rocío, mamá de 5 hijos.

Organizaciones sociales como Barrios de Pie están presentes en la toma. Dialogamos con Mariana, coordinadora de urbanización. Desde ese área trabajan para la reurbanización en las villas de CABA: “En la mayoría de las villas entre el 60 y 80% son inquilinos. El Gobierno de la Ciudad nunca entendió la política social de la necesidad, siempre están en la vereda de enfrente”

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.