En los barrios Salud y Educación

Vacunas para Docentes. UTE: “Les docentes estamos preparadxs, las escuelas no”

No rechazamos las clases presenciales, sí exigimos que se cumplan las condiciones para poder llevarlas adelante Les docentes estamos preparadxs, las escuelas no.

Agenda Sur entrevistó a la Secretaria de Salud de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Roxana Rogalski, para que explique la postura de las/os de docentes de la Ciudad de Buenos Aires con respecto al pedido de vacunación a maestras/os. Si bien el Gobierno Nacional resolvió, a partir de una decisión del Consejo Federal de Educación (CFE) -reunión de todos las/os ministros de Educación de todas las provincias- el comienzo de la vacunación a docentes, considerado personal esencial y prioritario, la Ciudad desconoce la resolución que la propia ministra Soledad Acuña firmó. UTE es el gremio mayoritario de docentes de la Ciudad de Buenos Aires, y forma parte de la CTERA.

AS- ¿Cuál es la postura q lleva UTE al Gobierno de la Ciudad a partir de lo resuelto por el CFE?
Sec. de Salud de UTE-: El viernes 12 de febrero se reunió en Olivos el CFE que determinó el cronograma de vacunación docente para todo el país, y a tal fin destinó una partida específica de vacunas.  La Ciudad de Buenos Aires es la única jurisdicción que incumple el plan de vacunación Nacional, por lo que la  CTERA junto a UTE entregaron una carta firmada por ambas Secretarias Generales, Sonia Alesso por CTERA, y Angélica Graciano, por UTE; al Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, exigiendo que se cumpla con lo acordado por el CFE.
Asimismo se le recordó al Jefe de Gobierno y a su ministrxs Acuña y Quirós que lo establecido es de carácter obligatorio y que las vacunas que llegarán en estos días según las autoridades nacionales son para las y los trabajadores de la educación. Se dejó claro en firma explícita que la CTA (Central de Trabajadores de la Argentina) respalda esta presentación, y que intimamos al GCBA a arbitrar los medios para llevar adelante el proceso de vacunación, respetando lo establecido por el CFE.
AS- ¿Cómo es la realidad de las escuelas a partir de la decisión del Gobierno de la Ciudad que volvieran todas/os los alumnos, todos los días, cuatro horas diarias ?
La presencialidad todos los días todos resultó una expresión de deseo, una consigna mediática  que estas dos semanas de clases en los edificios escolares se encargaron de desmentir.  El distanciamiento  y las condiciones de ventilación que se requiere para mitigar el contagio de Covid 19 se hacen imposibles sin la inversión en infraestructura necesaria, tal como venimos anticipando. Eso obliga a las escuelas a recurrir a la virtualidad para complementar la propuesta  pedagógica. Junto a la comunidad educativa venimos realizando un relevamiento para determinar el mapa de riesgo, y también se realizó una verificación técnica de los edificios escolares. A partir de esto se pudo sistematizar la información, donde dos de cada tres aulas no tienen ventilación adecuada, el 60% de las escuelas no cuenta con sanitarios suficientes o se encuentran en mal estado. Otros datos preocupantes son que el 50% de la comunidad educativa utiliza el transporte público para llegar a la escuela, o que en muchas de ellas encontramos obras inconclusas abandonadas; dos factores que acrecientan el riesgo. Esta situación de abandono de muchos edificios escolares se verifica en la baja del presupuesto de infraestructura en el presupuesto de la Ciudad.
AS- ¿El protocolo se cumple, llegan los insumos a todas las escuelas ?
UTE- El GCBA bajó el protocolo a las conducciones, sin capacitación y con escasos recursos humanos y materiales para su cumplimiento. No es solamente el problema que no llegan los elementos de protección personal ni los insumos de limpieza -sobre lo que hay muchos reclamos de escasez y entrega a destiempo-. Se necesita también más personal para cubrir tanto roles pedagógicos como de higiene edilicia, ya que desde hace años no se cubren los cargos de auxiliares que se jubilan ni los que tienen dispensa de presencialidad por ser personas de riesgo. Por supuesto, con varios cientos de edificios escolares la realidad es muy heterogénea , pero desde UTE venimos denunciando cada situación puntual que se produce.
Por otro lado , es importante entender que el protocolo tiene dos grandes objetivos : primero, prevenir y mitigar los contagios, para lo cual propone pautas de cuidado, la adecuación de aulas y espacios comunes junto a medidas de prevención de organización como burbujas e ingresos, y las personales como barbijo y lavado de manos. Pero otro aspecto muy importante  que orienta el protocolo es que debemos hacer cuándo ese riesgo se convierte en una realidad; cómo actuar ante casos sospechosos o confirmados . Esto último es lo que que muestra con total crudeza lo que implica la presencialidad con este nivel de circulación de la Covid: decenas de burbujas aisladas; falta de personal para cubrir los aislados; la articulación con salud librada a un 0800 que muchas veces no da respuesta y genera confusión; la angustia de las familias y escuelas frente a la falta de acompañamiento del sector salud; la dificultad de acceso a servicios de salud para los que no tienen cobertura y podríamos seguir enumerando. Desde el lugar de las trabajadorxs, se logró vía justicia la dispensa a mayores de 60  años ,pero hay otras situaciones acuciantes, como no tener dispensa para los días que no tienen clases les hijes de lxs trabajadores que, como se sabe, en un alto porcentaje somos mujeres, o las que somos convivientes de personas de riesgo que igualmente nos vemos obligadas a la presencialidad. Todas situaciones son que la UTE llevó a la mesa de condiciones laborales y aún no hay respuesta. No rechazamos las clases presenciales, sí exigimos que se cumplan las condiciones para poder llevarlas adelante Les docentes estamos preparadxs, las escuelas no.

Roxana Rogalski, Secretaria de Salud de UTE-CTERA.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires continúa tensionando la relación con el conjunto de docentes porteños y acude a una vieja estrategia para justificar que no ha comenzado con la vacunación en ese sector: la victimización; vuelve a culpar al Gobierno nacional manifestando que le enviaron pocas vacunas para poder cumplir con el proceso de inmunización.
Desde el 24 de diciembre de 2020 que arribaron las vacunas al país, El Gobierno porteño todavía no completó la inmunización del personal de salud y no estableció las fechas de inicio para las personas mayores de 70 años, dado que aún sigue con la vacunación de los mayores de 80. Hasta el martes, el Ejecutivo Nacional le entregó a la Ciudad casi 212 mil dosis de vacunas, pero el Gobierno porteño apenas aplicó 114.005 de la primera dosis, y 33.318 de la segunda, lo que acumula un total de 147.323 inmunizados; es decir, apenas el 69,4% del total de vacunas entregadas. Otros datos difundidos por el Ejecutivo local mediante el portal www.buenosaires.gob.ar/coronavirus/datos/vacunacion, asegura que vacunaron a 32.393 personas mayores de 80 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.