En los barrios

Con Urtubey de campaña, reprimen y detienen a docentes salteñas

El gobierno de la provincia de Salta reprimió con gases a sus docentes, varios quedaron detenidos y al menos una resultó herida. Los maestros reclamaban frente a la gobernación por un aumento digno de sueldo “ante el magro 3% ofrecido por la gobernación de Juan Manuel Urtubey”, junto al adelanto de los aumentos de fin de año, según le informó Carina Santos, quien está junto a las/os docentes en la capital salteña, a Agenda Sur. Según los últimos datos, serían 15 los docentes detenidos. «Voy a ver si me llevan en ambulancia, y de ahí a me quieren llevar detenida por contravenciones», declaró la docente Celia. «Denunciamos la detención de la profesora Celia. Brigada le pegó espantosamente y se la llevó, como le pegó a todas las mujeres que estaban ahí y a otros profesores que levantaron a patadas. Yo tengo todo filmado. Yo me voy ya a hacer la denuncia», denunció su compañera Ema.

 Las/os maestras/os llevan 8 días de paro por lo que consideran “los sueldos docentes más bajos del país”. El pasado domingo hubo una marcha de antorchas y la respuesta fue el corte de luz. Los maestros están particularmente enojados con la ministra de Educación provincial, Amalia Berruezo, porque “no da soluciones”.

Serían 20 las/os docentes detenidos. También hay maestras heridas, como Celia.

Los docentes emitieron un comunicado donde expresan que «la inflación ha erosionado el poder adquisitivo de nuestros salarios. El Estado ha aumentado la presión fiscal a través del impuesto al salario, amén de que nuestros salarios han ido deteriorándose constantemente (perdiendo casi 20% durante el año 2018), el piso de ganancias no se ha movido ni siquiera respetando el magro crecimiento del salario logrando, de esta manera, que cada vez más trabajadores paguen este impuesto recesivo».

Celia, docente herida y detenida por el gobierno de Salta.

Ésta es la segunda semana de paro en reclamo de apertura de paritarias y la aplicación de la “cláusula gatillo” para compensar la pérdida de valor del salario, frente a la inflación de 22.4% acumulada en los primeros seis meses del año. “Un aumento acumulado mínimo del 35% a julio, al básico; actualización inmediata del incentivo docente a un valor de $4000 y del fondo compensador a $2000, por cargo; reembolso del impuesto a las ganancias; régimen de titularizaciones para la docencia de todos los niveles, incluyendo terciario; y el no descuento de los días de paro», completa el petitorio docente.

Por el contrario, y al igual que el gobierno Nacional, el de Urtubey amenaza con descontar los días de huelga. Las clases debían haber comenzado el lunes pasado ya que las vacaciones habían sido adelantadas, pero lamentablemente la situación es de paro, y la respuesta, la represión.