En los barrios

El nuevo Movimiento Verde Cordobés

El Movimiento Verde Cordobés se presentó oficialmente a nivel nacional con un Foro Socio Ambiental, en el cual el nuevo partido anunció que disputará la hegemonía política de la provincia de Córdoba. 

Un fantasma verde recorre Córdoba. Al calor del monocultivo, la fumigación con agrotóxicos, el extractivismo, la megaminería y los incendios con fines inmobiliarios, surgieron en la Argentina asambleas y colectivos organizados de lucha y resistencia. En Córdoba, las Madres de Ituzaingó son un ejemplo. Luego de un mapeo que realizaron en el Barrio Ituzaingó -anexo, ubicado al sureste de la ciudad de Córdoba-, este grupo de mujeres comprobó la existencia de numerosos casos de cáncer, alergias, malformaciones en nacimientos y abortos espontáneos en pobladores que vivían en las cercanías a las zonas agrícolas. Así, iniciaron una campaña con el lema “Paren de fumigar”, y además de protestar litigaron judicialmente logrando un fallo histórico en el año 2012, que consideró a la fumigación como un delito. Sofía Gatica, una de las referentes, participó del Foro Socio Ambiental que se realizó en Villa Ciudad Parque, departamento Calamuchita. Sobre las luchas ambientales en la provincia, también disertaron Laura Dos Santos, de la Coordinadora por la Defensa del Bosque Nativo (CoDeBoNa); Silvia Cruz, integrante de la Asamblea de Vecinos/as Unidos en Defensa de un Ambiente Seguro (VUDAS); Luciana Moreno, Directora de Ambiente Municipal en Villa Ciudad Parque, y Darío Ávila, abogado ambientalista de Córdoba.

Presentación del Foro Socio Ambiental Cordobés.

“El ser humano y el ambiente sí o sí tienen que formar parte de un proyecto de desarrollo de comunidad y de gestión”, expuso Pablo Riveros, líder del Movimiento Verde Cordobés. Riveros es desde 2019 el Jefe comunal de Villa Ciudad Parque, un pueblo ubicado a 10 kilómetros de Villa General Belgrano, en el Valle de Calamuchita.  Llegó al Gobierno con el partido Unión Vecinal destronando al candidato del gobernador Juan Schiaretti. La lucha por la defensa del ambiente es la marca identitaria de la agrupación. Antes de ser Gobierno, el colectivo logró la prohibición de las fumigaciones con agrotóxicos. Cuando asumió la gestión declaró área natural protegida a las sierras que rodean a la comuna, y así impedir la explotación inmobiliaria.


“Estamos metiéndole contenido a un movimiento que intenta irrumpir en una crisis de representación desde una gestión de Gobierno comunal”, Pablo Riveros, jefe comunal de Villa Ciudad Parque.


“Estamos metiéndole contenido a un movimiento que intenta irrumpir en una crisis de representación, desde una gestión de Gobierno comunal donde se pone en práctica lo que se dice”, señaló Riveros al referirse al lanzamiento del nuevo partido. “Bienvenidos al Cordobazo ambiental”, había convocado minutos antes el sociólogo Gustavo Koenig, en alusión a la revuelta obrero estudiantil del año 1969 que provocó la caída del dictador Juan Carlos Onganía. “Queremos poder decidir qué se hace en nuestros territorios”, recalcó. Por su parte, el economista Adrián Asiaín reconoció que el modelo soja-hidrocarburos-minería no se puede cambiar de un día para otro, pero recalcó que otro sistema económico es posible. Tomó como ejemplo la economía popular, para remarcar que “hay que generar un modelo económico alternativo que también le dé soluciones económicas a la gente”. A su turno, el abogado ambientalista Enrique Viale expresó que “la pandemia confirmó que este modelo de desarrollo ya colapsó. Sin justicia ecológica no hay justicia social”.
El Movimiento Verde Cordobés se pone como objetivo modificar la política de los 427 municipios y comunas de la provincia de Córdoba, tener presencia en la legislatura y llegar al Congreso Nacional. El camino se inició. Desde su filiación peronista y su mirada positiva de los gobiernos kirchneristas, Riveros destaca que el Movimiento “está abierto a todas las tradiciones ideológicas y experiencias de lucha para poder enfrentar a una hegemonía política que, en Córdoba, nos está llevando a un desastre ambiental, que en realidad es un desastre social”. 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.