Actualidad

A 45 años del Golpe cívico-militar, la historia de la familia Pujadas: la memoria, de España a Argentina

“Queremos borrar el apellido Pujadas de la faz de la tierra”, gritó uno de los genocidas del Comando Libertadores de América, vinculado a la Triple A, -Alianza Anticomunista Argentina- al irrumpir el 14 de agosto de 1975 en la cabaña donde vivía la familia. Casi tres años antes, el 22 de agosto de 1972, los militares habían asesinado a Mariano Pujadas, uno de los fundadores de Montoneros, en la llamada Masacre de Trelew donde asesinaron a 16 personas .

De los seis hijos que tuvieron los Pujadas, Mariano era el único que tenía actividad política: había sido uno de los fundadores de Montoneros y había participado en la toma del destacamento militar de La Calera, en Córdoba.
Durante el ´75, la provincia de Córdoba estaba intervenida y el poder había caído en manos del brigadier Raúl Lacabanne, quien a través de su secretario privado Miguel Egea, financiaba y colaboraba con el Comando Libertadores de América, la organización formada por militares, policías y civiles que operaban bajo las órdenes del militar retirado del Ejército Héctor Vergez, alias “Capitán Vargas”, y un suboficial de la Aeronáutica, Pedro Raúl Telleldín, quien se había hecho cargo del Departamento de Informaciones de la Policía.
A 45 años del Golpe Cívico-Militar más genocida de toda América Latina, Agenda Sur presenta la historia de la familia Pujadas: memoria, verdad y justicia, de España a la Argentina.

Edición Marcelo Moreira Ver Galería de fotos, crédito Mariano Pujadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.